LECTOR DE TEXTO

BUSQUEDA

Cargando...

viernes, 30 de septiembre de 2011

Fibromialgia en Medicina de Familia.


Fibromialgia en Medicina de Familia.

21 de Septiembre de 2011 | escrito por espondilitis.eu | clasificado en Fibromialgia (FM)
Dra. Enriqueta Jiménez Cuadra

FIBROMIALGIA: 
Es el síndrome común en el cual una persona tiene dolor prolongado en todo el cuerpo y sensibilidad en las articulaciones, los músculos, los tendones y otros tejidos blandos. La (1) fibromialgia se relaciona con la fatiga, problemas de sueño, dolores de cabeza, depresión y ansiedad.
Es más común entre las mujeres entre 20 y 50 años.
FACTORES DESENCADENANTES: 
Un (2) fuerte traumatismo físico sobre la columna vertebral
Diversos tipos de infecciones pueden desatar la fibromialgia, como la enfermedad de Lyme, producida por una bacteria: espiroqueta.
Diversos tipos de traumatismos emocionales.
ENFERMEDADES QUE SE PUEDEN CONFUNDIR CON LA FIBROMIALGIA:
Artritis reumatoide
Lupus eritematoso
Polimialgia reumática
Espondilitis anquilosante
Compresión de los troncos nerviosos
Etapas tempranas de la esclerosis múltiple
Trastornos tiroideos
Síndrome de Sjögren
Espondilitis anquilosante
SÍNTOMAS: 
El síntoma (3) principal de la fibromialgia es el dolor, y éste puede ser leve o intenso.
Las áreas de dolor se llaman puntos de sensibilidad, los cuales se encuentran en el tejido blando de la parte posterior del cuello, los hombros, el tórax, la región lumbar, las caderas, las espinillas, los codos y las rodillas. El dolor se irradia desde éstas áreas. El dolor se puede sentir como profundo, punzante o urente. Las personas con ésta enfermedad tienden a despertarse con dolores y rigidez en el cuerpo. El dolor mejora durante el día y empeora durante la noche.
Las articulaciones no se afectan, aunque el dolor puede sentirse como si proviniera de ellas.
La fatiga, el estado de ánimo deprimido y los problemas con el sueño.
Síndrome del intestino irritable
Palpitaciones
Problemas de memoria y concentración
Entumecimiento y hormigueo en manos y pies
Jaquecas
DIAGNÓSTICO: 
Haber tenido 3 meses de dolor generalizado. Además de dolor y sensibilidad en por lo menos de 11 a 18 áreas, entre ellas: brazos, nalgas, tórax, rodillas, región lumbar, cuello, hombros y muslos. Los exámenes de orina y sangre generalmente son normales, se pueden realizar para hacer el diagnostico diferencial con otras afecciones.
TRATAMIENTO: 
Ayudar a aliviar el dolor y otros síntomas, al igual que ayudar a la persona que asuma y que haga frente a su enfermedad.
MEDIDAS NO MEDICAMENTOSAS: 
Terapia grupal: la terapia grupal en eta enfermedad en grupos de 10 a 15 personas es, definitivamente, beneficiosa. El grupo debe tener una actitud proactiva. Hay dos personajes clave para que esto suceda: el primero es una paciente que se haya rehabilitado, una líder que se sirva de su experiencia pasada para mostrar a sus compañeros, el camino para salir adelante. El segundo personaje clave es una psicóloga, que tenga los conocimientos de las diversas técnicas cognitivo-conductuales y que esté familiarizada con la enfermedad.
EJERCICIO: El ejercicio debe ser graduado. Recomendamos comenzar con ejercicios de estiramiento, o bien seguir la disciplina oriental del taichí, que se basa en movimientos rítmicos.
TERAPIA COGNITIVO-CONDUCTUAL: Es una serie de estrategias psicológicas que explican a las pacientes como diferentes tipos de creencias, pensamientos, expectativas y conductas pueden tener efectos tanto positivos como negativos en los síntomas de la enfermedad.
DIETA: Debe evitar alimentos ricos en grasas, por el gran porcentaje de pacientes que sufren intestino irritable,
TABAQUISMO: No fumar.
MEDIDAS HIGIÉNICAS PARA MEJORAR EL SUEÑO: Un periodo de sueño adecuado es fundamental para mantener un ritmo circadiano normal.
TRATAMIENTO MEDICAMENTOSO: 
Medicamentos para el dolor: analgésicos puros del tipo del paracetamol, con una dosis de 500 mg 3 veces al día, lo cual se puede aumentar hasta 750 mg cuatro veces al día.
Antidepresivos: El que más se utiliza es la amitriptilina. También se usan los moduladores de la adrenalina, como la tizanidina, y el pramipexol. También los moduladores de la serotonina y los medicamentos antineuropáticos.
Fuente: http://www.portalesmedicos.com/
-

Neuropatía periférica


Neuropatía periférica

Las neuropatías periféricas son afecciones del sistema nervioso periférico (raíces, ganglios, plexos, fibras nerviosas), de naturaleza inflamatoria o degenerativa.
Las neuropatías periféricas son afecciones del sistema nervioso periférico (raíces, ganglios, plexos, fibras nerviosas), de naturaleza inflamatoria o degenerativa.
Estos son todos los nervios del cuerpo excepto los del cerebro y los de la médula espinal.
Se han identificado más de 100 tipos de neuropatía periférica, cada uno con su propio grupo de características, modalidad de desarrollo y prognosis. El mal funcionamiento y los síntomas dependen del tipo de nervio-motor, sensorial o autonómico-que esté dañado. Los nervios motores son los que controlan el movimiento de los músculos de manera conciente, como los que se usan para caminar, agarrar cosas o hablar. Los nervios sensoriales transmiten información sobre las experiencias sensoriales, tales como la percepción a través del tacto fino o del dolor causado por una cortadura. Los nervios autonómicos regulan las actividades biológicas que las personas no controlan en forma conciente, tales como la respiración, digestión de alimentos, y el funcionamiento de glándulas y el corazón. Aunque algunas neuropatías pueden afectar los tres tipos de nervios, otras afectan principalmente uno o dos tipos. Por lo tanto, los médicos pueden utilizar términos tales como neuropatía predominantemente motora, neuropatía predominantemente sensorial, neuropatía sensorial-motora, o neuropatía autonómica para describir la condición de un paciente.
Signos y Síntomas
Las Neuropatías periféricas, producen dolor, adormecimiento, cosquilleo, hinchazón y debilidad muscular en distintas partes del cuerpo. Por lo general, comienza en las manos o los pies, y empeora con el paso del tiempo.
Causas
La neuropatía periférica puede ser heredada o adquirida. Las causas de la neuropatía periférica adquirida incluyen una lesión física (trauma) a un nervio, tumores, toxinas, respuestas auto-inmunes, deficiencias nutritivas, alcoholismo o desórdenes vasculares o metabólicos.
Las neuropatías periféricas adquiridas se agrupan en tres categorías amplias: aquellas causadas por enfermedades sistémicas, las causadas por trauma de agentes externos, o las causadas por infecciones o trastornos auto-inmunes que afectan a los tejidos nerviosos. Un ejemplo de neuropatía periférica adquirida es la neuralgia trigeminal (conocida también como tic doloroso) en los cuales el daño al nervio trigeminal (el nervio grande de la cabeza y la cara) causa ataques episódicos de dolor insoportable, rápidos como un rayo, a un lado de la cara. En algunos casos la causa es una infección viral previa, presión de un tumor sobre el nervio o vaso sanguíneo dilatado, o, rara vez, esclerosis múltiple. En muchos casos no es posible identificar una causa específica. Los médicos generalmente se refieren a las neuropatías sin causa aparente como neuropatías idiopáticas.
La lesión física (trauma) es la causa más común de daño a un nervio. Una lesión o trauma repentino, por ejemplo causado por un accidente de automóvil, caída, o actividades relacionadas con el deporte, pueden llevar a que los nervios se corten parcial o totalmente, sean aplastados, comprimidos o estirados, algunas veces con tanta fuerza que quedan completa o parcialmente separados de la médula espinal. Traumas menos dramáticos también pueden causar daño serio a los nervios. La fractura o dislocación de un hueso puede ejercer compresión dañina sobre los nervios circundantes, y discos deslizados entre las vértebras pueden comprimir las fibras nerviosas en el lugar donde emergen de la médula espinal.
Las enfermedades sistémicas-trastornos que afectan al cuerpo entero-frecuentemente causan neuropatía periférica. Estos trastornos pueden incluir:
– Trastornos metabólicos y endócrinos.
– Trastornos del riñón
– Desequilibrios hormonales
– Deficiencias vitamínicas y alcoholismo
– Problemas Inmunológicos
– Padecimientos en la sangre.
– Tumores benignos o malignos
Diagnóstico
El diagnóstico de neuropatía periférica es a menudo difícil debido a que los síntomas son muy variables. Generalmente se requiere efectuar un minucioso examen neurológico que incluya una detallada historia médica del paciente (los síntomas, el medio laboral, hábitos sociales, exposición a toxinas, historia de alcoholismo, riesgo de VIH u otras enfermedades infecciosas, y la historia familiar de enfermedades neurológicas). Deben hacerse exámenes para identificar la causa del trastorno neuropático y otros para determinar el grado y tipo de daño a los nervios.
Un examen físico general, además de otros exámenes relacionados, puede revelar la presencia de una enfermedad sistémica como causante del daño neuronal. Los exámenes de sangre pueden detectar la diabetes, deficiencias vitamínicas, una falla funcional del hígado o de los riñones, o indicadores de una actividad anormal del sistema inmunológico. Un examen del líquido cefalorraquídeo que rodea al cerebro y la médula espinal puede revelar la presencia de anticuerpos anormales asociados con una neuropatía. Los exámenes aún más especializados pueden revelar otras enfermedades cardiovasculares o de la sangre, trastornos de los tejidos conectivos, o indicadores de malignidad. Los exámenes que miden la fuerza muscular, como asimismo señales de calambres o fasciculaciones, pueden sugerir que están involucradas las fibras motoras. Una evaluación de la capacidad del paciente para percibir vibraciones, el tacto fino, la posición del cuerpo, temperatura y dolor, puede revelar daño a los nervios sensoriales y puede indicar si son las fibras nerviosas grandes o pequeñas las afectadas.
En algunos casos, serán necesarios otros estudios como:
– Tomografía computarizada.
– Resonancia Nuclear Magnética.
– Electromiografía
– Biopsia del Nervio
– Biopsia de la piel.
Complicaciones
La incapacidad para sentir o notar lesiones puede llevar a que se presente infección o daño estructural. Los cambios incluyen curación deficiente, pérdida de la masa tisular, tejido erosionado, cicatrización y deformidades. Otras complicaciones pueden ser:
Pérdida de movimiento parcial o total (o control del movimiento)
Pérdida de la sensibilidad parcial o total
Dificultad respiratoria
Dificultad para deglutir
Arritmias cardíacas (poco comunes)
Baja autoestima
Problemas de relaciones interpersonales asociados con la impotencia
Lesión recurrente o inadvertida en cualquier parte del cuerpo
Tratamiento
Las medidas terapéuticas varían según la neuropatía periférica corrigiendo las alteraciones metabólicas (uremia, diabetes, hipotiroidismo), o eliminando el contacto con tóxicos como medicamentos, metales y tóxicos ambientales.
Independientemente de la etiología, en la mayoría de los pacientes se requerirá del uso de medicamentos para el tratamiento del dolor. Los antidepresivos tricíclicos (amitriptilina, desipramina o nortriptilina), que producen una inhibición de la transmisión central de impulsos nociceptivos, se han utilizado a dosis que van de 25 a 100 mg día con buenos resultados aunque tienen el inconveniente de efectos anticolinérgicos, sedantes y producen hipotensión postural. Se han utilizado anticonvulsivos (difenilhidantoinato y carbamazepina), baclofen a dosis de 10 a 20 mg por día. La crema de capsaisina se puede frotar en las áreas dolorosas aunque debe recordarse que en los primeros días se pudiera exacerbar los síntomas. En la práctica médica diaria es muy común la combinación de analgésicos comunes y antiinflamatorios no esteroideos con uno o más de los medicamentos previamente mencionados. El tratamiento paralelo de síntomas autonómicos sobre todo de la hipotensión postural puede requerir desde la elevación de la cabecera de la cama y vendaje de las extremidades inferiores hasta la administración de fludrocortisone 0.1mg/día o fenilpropanolamina 10 a 40 mg 3 veces al día.
En las neuropatías agudas infecciosas el paciente generalmente requiere de internamiento, a veces en una unidad de cuidados intensivos, como el caso de Guillain-Barré, donde debe vigilarse el compromiso respiratorio. En estos casos se pueden utilizar diversas medidas terapéuticas, como son esteroides, inmunosupresores, plasmaferesis y recientemente el uso intravenoso de inmunoglobulinas como terapia inmunomoduladora para la polirradiculoneuritis inflamatoria desmielinizante.
En la neuropatía diabética, probablemente la causa más común de neuropatía periférica, y en atención a la disminución del mioinositol y el acúmulo de sorbitol en el nervio periférico se han utilizado inhibidores de la aldosa-reductasa (alredase y sorbinil) los que si bien no han demostrado datos convincentes de mejoría clínica si parecen ofrecer mejoría según los estudios de conducción nerviosa.
Finalmente, todas las medidas de rehabilitación física pueden ser de gran ayuda y deben considerarse como intenciones sistemáticas de tratamiento.

Beneficios de la canela para la diabetes


Beneficios de la canela para la diabetes

La canela cuenta con propiedades que ayudan a mantener bajos los niveles de azúcar en la sangre.




Fotografía: cocina.org

Los investigadores han estado investigando varios agentes naturales poderosos que pueden ayudarnos a estabilizar los niveles de azúcar en la sangre y una vez más, la canela demostró ser de utilidad para combatir la diabetes, de acuerdo con un estudio revelado por Diabetic Medicine.
Uno de los beneficios más impresionantes de la canela para la salud es su capacidad para mejorar el control de la glucosa.
Por ejemplo, media cucharadita de canela al día, ya había demostrado reducir significativamente los niveles en la sangre de azúcar, triglicéridos, lipoproteínas de baja densidad (LDL), conocidas como colesterol malo, así como los niveles de colesterol total en las personas con diabetes tipo 2.
Sin embargo, el consumo de canela en personas que viven con diabetes de ninguna manera puede suplir la dieta apropiada, el ejercicio y en casos necesarios los medicamentos necesarios.
¿Pero de que manera puede la canela beneficiar a las personas con diabetes?
1.- La canela es capaz de incrementar el metabolismo de la glucosa hasta 20 veces, lo cual mejora sustancialmente la regulación del azúcar en la sangre.
2.- Se han atribuido a la canela efectos similares a la insulina, gracias a un componente bioactivo, con lo cual incluso podría calificar para ser un sustituto de la insulina, que es la hormona que permite que el azúcar de la sangre penetre a nuestras células
3.- La canela retrasa el vaciamiento del estómago, lo cual reduce los incrementos del azúcar en la sangre después de las comidas y mejora la efectividad de la insulina.
4.- La canela incrementa los antioxidantes en el organismo, mejorando las defensas del cuerpo. Un estudio publicado en el 2009 en los Estados Unidos encontró que los polifenoles de la canela podrían ser de gran interés en personas con sobrepeso al actuar como sensibilizadores a la insulina y antioxidantes.
5.- Un bioflavonoides encontrado en la canela, llamado proantocianidina, puede modificar la actividad de señal a la insulina en las células de grasa.
Otros beneficios de la canela incluyen:
.- Mejora la digestión
.- Alivia el dolor y la rigidez de músculos y articulaciones
.- Reduce la inflamación y los síntomas de artritis
.- Ayuda a prevenir infecciones de vías urinarias, caries dental y enfermedad de las encías
.- Mejora las molestias menstruales
.- Estimula la circulación gracias a componentes que adelgazan la sangre
Agregar canela a la dieta es altamente seguro y barato. Solo hay que recordar la importancia de agregar canela a una dieta balanceada, rica en vegetales y baja en grasas de origen animal.

jueves, 29 de septiembre de 2011

Neuralgia del trigémino: dolor en la mitad de la cara


Neuralgia del trigémino: dolor en la mitad de la cara

EL dolor en la mitad de la cara suele deberse a una neuralgia del trigémino y llega a ser incapacitante.


Fotografía: monografias.com
La neuralgia del trigémino proviene del nervio trigémino que es el responsable de llevar las sensaciones de dolor y sensibilidad del cerebro a la piel de la cara. El  nervio trigémino es uno de los 12 pares de nervios craneales que se originan en la base del cerebro. EL nervio tiene tres ramas que conducen al cerebro sensaciones de las porciones superior, media e inferior de la cara y la cavidad oral. La rama oftálmica o superior aporta sensación a la mayor parte del cuero cabelludo, la frente y la parte frontal de la cabeza.  La rama maxilar o media pasa por la mejilla, maxilar superior, labio superior, dientes y encías y los lados de la nariz.  La rama mandibular, o inferior, pasa por la mandíbula, los dientes, las encías y el labio inferior.  Más de una rama nerviosa puede estar afectada por la neuralgia del trigémino por lo que el dolor puede abarcar parte de la cara y el ojo, generalmente de un lado.

La neuralgia del trigémino puede afectar a una persona a cualquier edad, aunque suele ser más común en adultos mayores.
Entre las causas de neuralgia del trigémino figuran la esclerosis múltiple, una presión sobre el nervio trigémino ocasionada por un tumor u otra condición o simplemente a causa de un estrés muy intenso.
La neuralgia del trigémino se manifiesta como espasmos muy dolorosos, como pulsaciones eléctricas muy penetrantes que generalmente duran unos cuantos segundos al principio, pero que pueden volverse constantes. El dolor suele afectar un lado del rostro abarcando el contorno del ojo, la mejilla y el mentón. La neuralgia del trigémino puede desencadenarse por contacto o por estímulos auditivos, es decir, ruido.
El tratamiento suele involucrar medicamentos analgésicos , antiepilépticos, relajantes musculares, antidepresivos y vitamina B.
En casos extremos se puede llegar a requerir de tratamiento quirúrgico.

DETERIORO COGNITIVO EN PACIENTES CON ESCLEROSIS MULTIPLE



DETERIORO COGNITIVO EN PACIENTES CON ESCLEROSIS MULTIPLE / Cognitive impairment in patients with multiple sclerosis

RESUMEN

Por mucho tiempo el deterioro cognitivo en esclerosis múltiple (EM) ha sido considerado de menor importancia, comparado con las consecuencias originadas por las deficiencias motoras y sensoriales; no obstante hoy en día sabemos del impacto que la disfunción cognitiva tiene en la calidad de vida de los pacientes con EM. Si bien es cierto, la tasa de prevalencia de demencia establecida es baja, alguna forma de deterioro de las funciones cognitivas puede presentarse en 40 a 70% de pacientes con EM. El patrón del deterioro cognitivo no es uniforme. En las fases iniciales de la enfermedad es, en general, leve y de inicio insidioso, aunque la variabilidad interindividual es amplia, dependiendo de las alteraciones anatomopatológicas predominantes en las lesiones. En los casos más graves, se puede incluir dentro del discutido término de demencia subcortical; pero, en cualquiera de los casos suele afectar atención, eficiencia del procesamiento de la información, función ejecutiva, velocidad del procesamiento y memoria de largo plazo. El diagnóstico debe ser realizado luego del descarte de alguna condición que interfiera con el desempeño cognitivo y tras una correcta evaluación neuropsicológica. Se ha demostrado el relativo impacto positivo que tienen la inmunoterapia y los inhibidores de colinesterasa.

English Version
ABSTRACT

Long time the cognitive impairment in multiple sclerosis was considered minor compared to the consequences caused by motor and sensory deficit but now we know the impact of cognitive dysfunction in the quality of life of patients with multiple sclerosis. While the prevalence rate of dementia is low, some form of deterioration in cognitive function can occur in 40 to 70% of patients with multiple sclerosis. The pattern of cognitive impairment is not uniform. In the initial stages of the disease is generally mild and insidious onset, although variability is large, depending on the pathological changes in injuries. In severe cases, can be included within the discussed term subcortical dementia, but in all cases affect attention, efficiency of information processing, executive function, processing speed and long-term memory. The diagnosis must be made after discard some condition that interferes with the cognitive performance and after a correct neuropsychological assessment. Has demonstrated a slight positive impact with immunotherapy and cholinesterase inhibitors.

Artículo completo: 

Publicación:
200
9

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Vínculan tamaño de los dedos al riesgo de daño neurodegenerativo


Vínculan tamaño de los dedos al riesgo de daño neurodegenerativo

La longitud del dedo anular podría indicar fragilidad de la neurona motora.
La longitud de los dedos de la mano podría revelar el riesgo que tiene una persona de desarrollar enfermedad de la neurona motora, afirma un estudio.
La investigación, se llevo a cabo en el Reino Unido,. Midió los dedos de la mano de 110 personas, incluidas 47 que sufrían esclerosis lateral amiotrófica, la forma más común de trastorno de la neurona motora. Esta enfermedad resulta en una parálisis progresiva y eventual muerte del paciente debido a insuficiencia respiratoria. En promedio una persona sobrevive dos años después de ser diagnosticada.
El estudio, se llevo a cabo en el King´s College de Londres, y fue encabezado por el Dr. Ammar Al-Chalabi quien encontró que los pacientes con esclerosis lateral amiotrófica tienden a tener dedos anulares relativamente largos y que los factores prenatales podrían tener un impacto en el trastorno.
El resultado de los estudios se publicó en la Revista de Neurología, Neurocirugía y Psiquiatría, (Journal of Neurology, Neurosurgery and Pshychiatry). Las neuronas motoras dependen, en parte, de la testosterona (la hormona masculina) para sobrevivir y  se sabe que los hombres tienen más probabilidades de desarrollar enfermedad de la neurona motora que las mujeres, además también están expuestos a niveles más altos de testosterona antes de nacer.
El Dr.  Ammar Al-Chalabi y su equipo comentan  que el alto nivel de testosterona prenatal puede ser un factor de riesgo en el desarrollo de la enfermedad de la neurona motora.
Para investigar el vínculo, los científicos analizaron la proporción entre el dedo anular y el dedo índice de una persona. Estudios previos habían vinculado la proporción entre estos dos dedos a varias características individuales, incluido el rendimiento deportivo y el nivel de agresividad de un individuo.
Y se cree que estas características se establecen en el útero. Según los científicos, un dedo anular más largo, en relación con el dedo índice, podría deberse en parte a la exposición que tuvo un bebé a la hormona testosterona antes de nacer.
Es por eso, dicen, que los hombres tienen dedos anulares ligeramente más largos que los dedos índices, mientras que esto no ocurre en las mujeres.
El estudio encontró que los dedos anulares de las personas con esclerosis lateral amiotrófica eran consistentemente más largos que los de las personas sin la enfermedad.
La longitud de los dedos parece estar vinculada al equilibrio hormonal en el útero, de manera que lo que vemos como una tendencia hacia dedos anulares más largos es un marcador del equilibrio hormonal durante el embarazo.

MUJER Y EM (esclerosis múltiple)….la difícil tarea de ¿ir contra la naturaleza?


Recibir la información de un diagnóstico crónico siempre es impactante, para cualquier persona, y la aceptación del mismo trae aparejada los pasos de un duelo: negación, enojo, tristeza, aceptación y lo más difícil es que, tratándose de un diagnóstico crónico en más de una ocasión volvemos a enfrentarnos con los duelos. 


Pero este proceso de aceptación ¿es lo mismo en hombres que en mujeres? ¿son las mismas herramientas para los unos y las otras? ¿porqué considero que es más difícil para una mujer? (Y, por favor sin intenciones de minimizar la vivencia de un hombre con EM!)

“Quiero Ser la de antes…No puedo hacer las mismas cosas…Si no lo hago yo no lo hace nadie…..Me canso más cuando hago las tareas de la casa….Nadie más lo puede hacer como yo….Aprovecho cuando se van todos, para volver a repasar las cosas….No me entienden….No puedo hacer todo al mismo tiempo….No me puedo olvidar de esto….Quién me va a querer ahora?...”

Estas son algunos pensamientos con los que nos encontramos en el consultorio en algunas mujeres con esclerosis múltiple ¿por qué cuesta tanto la aceptación?

Frente a los grandes interrogantes que traen al consultorio una de las grandes respuestas es: “hay que aprender a hacer de una cosa sola a la vez”,¿cómo? ¿una sola? Este es un gran desafío casi impensado para una mujer.

Las mujeres nos caracterizamos por la multiplicidad de tareas, el gran abanico de tareas al mismo tiempo: pongo el lavarropas, mientras algo se cocina, mientras hablo por teléfono, mientras guardo una factura en la cartera para cuando pase por algún lugar de pago y mientras miro el clima antes de salir….es el “famoso mientras que”. (mientras el hombre cazaba, la mujer preparaba el alimento, cuidaba a lo niños, cuidaba la cueva)

Con las modernas tecnologías de imágenes y escaneado del cerebro (Resonancia Magnética Funcional y Tomografías por Emisión de Positrones), se ha comprobado que realmente utilizamos -hombres y mujeres- circuitos distintos para realizar las mismas tareas.

Louann Brizendine, neurobióloga, médica y psiquiatra, resume las distintas características demostrables hasta la fecha entre ambos cerebros: el cerebro masculino es, aproximadamente, un 9% más grande que el femenino, aunque el número de células cerebrales es el mismo. Para el lenguaje y la escucha ellas tienen un 11% más de neuronas dedicadas a esa tarea que ellos. También el hipocampo -dedicado a la memoria- y la zona cerebral dedicada a distinguir la emoción en los rostros de otras personas son mayores en el sexo femenino. También existen más neuronas y conexiones entre los hemisferios. Lo que podría explicar parcialmente, la mayor habilidad de las mujeres para desempeñar varias tareas en forma simultánea.

¿Cuál es el objetivo de señalar estas diferencias? Entender porqué muchas veces nos encontramos con que las mujeres viven las emociones y pueden, o más bien deben, hablar más acerca de ellas. Esto hace también que toda situación vivida esté plenamente cargada de emociones, y el tiempo y el pensamiento que nos ocupan es permanente y de gran intensidad.

Por otro lado sumamos que la capacidad retentiva es otra característica propio de lo femenino: guardar, aguantar, por eso para enfrentar conflictos somos más lentas que los hombres en procesarlos, teniendo presente que en el cerebro la parte del habla y de la memoria esta más desarrollada, cuesta olvidarse y pasar a otra etapa, nos quedamos más pegadas al conflicto y la angustia.

Desde ya, esto no quiere decir que los hombres no sienten, sino que procesan de otra manera y resuelven situaciones con otras herramientas y pueden dejar algunas situaciones de conflicto a resolver en otro momento, pueden “dar una vuelta de página” con mayor facilidad, “soltando” más fácilmente una situación: “-¿qué todavía estás con eso?”.

Sordó sostiene que las acciones que implican retener significan a su vez no dejar de hacer algo independientemente del agobio que ello me cause. Es muy característico de las mujeres que hacemos cosas, nos quejarnos de lo que hacemos y, sin embargo, por alguna extraña razón, no la dejamos de hacer. El llamar, preguntar, reclamar, quejarse, taimarse, llorar, también son elementos retentivos.

Cuando desde nuestro lugar de terapeutas proponemos por ejemplo, aprender a delegar tareas, dejar participar a otros en la familia con las actividades cotidianas, las respuestas suelen ser: nadie lo hace como yo, no es lo mismo, y yo ¿qué voy a hacer? Aquí a lo que nos enfrentamos es a otra característica más femenina que es poder sentirse necesitada y creer que por ceder actividades se pierde un espacio o se pone en riesgo esa necesidad.

Retener, quejarse, cargar, guardar, no olvidar, cantidad de emociones en ebullición y conectadas todo el tiempo, temer perder un rol -características  propias de una mujer- serán entonces a trabajar con mayor intensidad en una mujer con EM al enfrentarnos también a un cuerpo más vulnerable.

La gran ventaja de estas diferencias radica en que las mujeres pueden pedir ayuda con mayor facilidad y allí entra las posibidad de los múltiples recursos para la aceptación de un diagnóstico.

En función de lo expuesto considero que el desafío para una mujer con EM es importante y conocer estas diferencias nos da herramientas para realizar un mejor trabajo y aceptación.

Las propuestas terapéuticas implican un acompañamiento del tratamiento: facilitar que la mujer pueda contactarse con sus propias emociones siendo claras sus necesidades (“nadie adivina lo qué me pasa”), aprender a soltar para que los otros puedan también hacerse cargo, respetar los propios tiempos, aprender que aunque otro lo haga no pierdo lugares, aprender a ganar nuevos espacios, aprender a hacer de nuevas maneras…

Por Lic. Mariana A. Aita | Coord. Área Salud Mental
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...