LECTOR DE TEXTO

BUSQUEDA

sábado, 27 de agosto de 2011

Espasticidad en Esclerosis Múltiple y Botox

                       Centro de Cirugía Especial de México, IAP





Antes de continuar, por favor leer estas recomendaciones, hacer click en ADVERTENCIA


La Esclerosis Múltiple es una afección del Sistema Nervioso Central donde se pierde la protección de las fibras nerviosas llamada mielina, dejando cicatrices en forma de placas o lesiones llamadas "esclerosis". En ocasiones las fibras nerviosas pueden resultar también dañadas.
La destrucción de la mielina y/o de las fibras nerviosas altera la capacidad de los nervios para la transmisión adecuada de los impulsos eléctricos habituales del cerebro, siendo esto el motivo de los síntomas de potencialmente todas las áreas del cuerpo.
Los signos y síntomas de la Esclerosis Múltiple varían de persona a persona y pueden presentarse en forma combinada o aislada:
  • Sensibilidad anormal
  • Debilidad Muscular
  • Alteraciones visuales
  • Torpeza
  • Pérdida repentina del control de la vejiga
  • Movimientos anormales en los ojos
  • Reacción anormal en las pupilas
  • Cambios sutiles en el habla
  • Alteración de Reflejos
  • Problemas de Coordinación muscular
  • Alteraciones sensoriales

Diagnóstico
Las personas con Esclerosis Múltiple provienen de diferentes clases sociales y presentan una amplia variedad de discapacidades.
El estudio de Resonancia Magnética Nuclear (RMN) actualmente ofrece la imagen más sensible no invasiva del cerebro.
La prueba más determinante para detectar placas o cicatrices causadas por la Esclerosis Múltiple, es la RMN.
Este estudio radiográfico es muy sensible y puede producir imágenes de lesiones o de zonas dañadas que pasarían inadvertidas con un escáner de Tomografía Axial Computada (TAC).
Es importante aclarar que una RMN anormal no implica, necesariamente, que exista EM. Por otro lado, una Resonancia Magnética con resultado normal no descarta por completo la existencia de esclerosis múltiple.
En un 5% de las personas en quienes se ha confirmado el diagnóstico de Esclerosis Múltiple en base a otros criterios, la Resonancia no muestra lesiones en el cerebro. Estas personas pueden presentar lesiones en otras zonas del Sistema Nervioso (en la médula espinal) o pueden tener lesiones aun no detectables mediante Resonancia Magnética.
Para establecer un diagnóstico claro, es necesario evaluar los síntomas, los signos y los resultados de una Resonancia Magnética, pero también pueden pedirse otras pruebas. Entre ellas se incluyen Estudios de Potenciales Evocados y estudios de L íquido Cefalorraquídeo y Sangre.

Espasticidad en Esclerosis Múltiple
La espasticidad se debe al aumento del tono muscular y se manifiesta por un aumento en la resistencia mientras se flexiona o extiende una articulación. Puede producir simplemente una molestia o ser muy discapacitante.
La contractura articular resultante puede producir discapacidad grave y obligar a un mayor esfuerzo para realizar tareas diarias.
La asociación de dolor y reducción de movilidad articular pueden tener una gran cantidad de implicaciones en cuanto a calidad de vida y relación social. Además, la espasticidad obliga a un gasto mayor de energía para realizar actividades diarias y esto produce mayor fatiga, nada deseable en una persona con Esclerosis Múltiple. Es importante recordar a la fatiga como una de las primeras manifestaciones de una Crisis o Recidiva.
En ocasiones, la corrección de una pequeña contractura en ciertos grupos musculares espásticos, mejora la movilidad articular en esacasos centímetros, suficientes para mejorar la marcha y disminuir el esfuerzo para deambular en un 80%!.
La importancia de la detección y tratamiento oportuno de todo tipo de espasticidad permite determinar la posibilidad de corregir la movilidad articular y evitar las contracturas articulares discapacitantes.
La Cirugía Mínimo Invasiva para corrección de espasticidad puede lograr mejoría a través de incisiones pequeñas y brindar grandes beneficios.
Frecuentemente la Cirugía Mínimo Invasiva logra cambios y correcciones inmediatos que la terapia física tarda años en lograr o en ocasiones no puede corregir.
Por otro lado, NO TODAS LAS PERSONAS tienen acceso a Terapia Físcia y Rehabilitación. Imaginemos a una persona en una comunidad aislada o simplemente sin la ayuda necesaria para salir de casa en una gran urbe. Los beneficios de la Terapia Física son dudosos en estas condiciones.
Si bien existen una gran cantidad de pruebas, Escalas, Puntajes, Medidas, etc., para valorar el grado de espasticidad, no son necesarias para determinar la posibilidad de beneficio de cirugía en los diferentes tipos de espasticidad.
Afortunadamente la apreciación visual y algo de sentido común permite determinar si la espasticidad impide una adecuada movilidad y limita la actividad de hombros, codos, muñecas, dedos. En Miembros Inferiores, puede observarse limitación para la movilidad de caderas, rodillas, tobillos y dedos de los pies.
Es tan simple determinar si la espasticidad está limitando la vida normal de estas personas simplemente al observar una dificultad para vestirse, bañarse, asearse por si mismos, dificultad al calzarse los zapatos o bien ante la aparición de callosidades en los pies por apoyos anormales producidos por la contractura muscular y flexión o desviación anormal de los dedos.
A traves del tiempo hemos migrado de la utilización de Botox para éste y otros tipos de espasticidad, hacia la Cirugía Mínimo Invasiva, que produce el mismo efecto del Botox con el beneficio de ser permanente. Esto evita la infiltración frecuente de Toxina Botulínica (una a dos veces por año) con el costo que esto representa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...