LECTOR DE TEXTO

BUSQUEDA

Cargando...

domingo, 26 de febrero de 2012

Vitamina D, en exceso es un riesgo, Esclerosis Múltiple

Vitamina D, en exceso es un riesgo

La Vitamina D representa un papel importante en el mantenimiento de órganos y sistemas a través de múltiples funciones, tales como: la regulación de los niveles de calcio y fósforo en sangre
La vitamina D es esencial para la salud ósea y puede tener beneficios de protección para el corazón, pero una investigación reciente a cargo del Dr. Muhammad Amer, profesor de la división de medicina interna general de la Facultad de Medicina de la Hopkins University. sugiere que un exceso de la misma puede resultar nocivo.
La vitamina D es importante para la salud cardiaca, reduce la inflamación cardiovascular y la ateroesclerosis, y podría reducir la mortalidad, pero parece que en algún momento el exceso se convierte en algo que no es bueno, comenta el Dr. Amer.
Para llevar a cabo el estudio, que aparece en la revista American Journal of Cardiology, los investigadores examinaron cinco años de datos de una encuesta nacional de más de 15,000 adultos. Hallaron que las personas con niveles normales de vitamina D tenían niveles más bajos de proteína reactiva C (PRC), un marcador de inflamación del corazón y los vasos sanguíneos.
Por otro lado, cuando los niveles de vitamina D sobrepasaron el extremo normal bajo, la PRC también aumentaba, lo que resultaba en un mayor riesgo de problemas cardiacos.
La inflamación que era controlada por la vitamina D no parecía ser controlada por unos mayores niveles de vitamina D. Los investigadores concluyeron que las personas deben tener en cuenta los riesgos potenciales asociados con tomar complementos, sobre todo de vitamina D.
Las personas que toman complementos de vitamina D tienen que asegurarse de que resulten necesarios, pues esas pastillas pueden tener consecuencias imprevistas para la salud aunque técnicamente no sean tóxicas.
Fuente: Johns Hopkins Medicine 

El cerebro y sus recursos para poner atención, Esclerosis Múltiple

El cerebro y sus recursos para poner atención

Al poner atención se activa una compleja red a nivel cerebral.
El problema es que usted mira pero no observa, le decía Sherlock Holmes a su amigo y asistente, el Dr. Watson. El célebre detective inglés se refería así al hecho de que no siempre prestamos atención a lo que es obvio, aún si está frente a nosotros.
Es muy probable que eso se deba a que, en realidad, estamos interesados en otra cosa, en otras palabras, es el resultado de que nuestros recursos de  atención estén dirigidos hacia algo específico en un momento dado. Tan es así, que sólo percibimos conscientemente aquello que está en nuestro foco de atención.
La complejidad de estos procesos y la forma en que nuestro cerebro es capaz de focalizarse en porciones específicas del mundo que nos rodea han atraído por décadas a los neurocientíficos, principalmente porque la atención es necesaria para la gran mayoría de nuestras funciones. Justamente porque la atención está embebida permanentemente en nuestras acciones y funciones cerebrales es que no podemos entender la atención como un único proceso.
Hoy reconocemos que existen distintos tipos de atención que dependen de una compleja red cerebral que incluye regiones de los lóbulos frontal y parietales, entre otras. Por ejemplo, si estamos conversando con alguien en una fiesta con mucho ruido de fondo debemos poner en marcha una atención selectiva, a fin de poder filtrar los sonidos irrelevantes y atender solamente aquello que nos interesa. En otros casos, debemos concentrarnos en una misma tarea por un período prolongado, activando así los circuitos de la atención sostenida.
Otras veces necesitamos poder focalizarnos en más de un estímulo a la vez, y es allí que la atención dividida nos permite ir alternando el foco entre distintos estímulos.
Tan rápido es este cambio, que muchas veces pasa inadvertido y nos da la sensación de que estuviéramos haciendo más de una cosa a la vez. Sin embargo, la mayoría de los estudios demuestran que esta capacidad, conocida habitualmente como multitarea, es en realidad una simulación: la forma con la que nuestro cerebro alterna el foco de atención entre un estímulo y otro es tan veloz que pareciera estar atendiendo literalmente a más de un estímulo a la vez. Gran parte de la investigación en neurociencias de los próximos años estará seguramente dedicada a entender la forma en la que la gran cantidad de estímulos que recibimos hoy en día impacta sobre nuestro cerebro.
Los problemas de atención pueden afectar otras funciones cognitivas.
Por ejemplo, algunas personas sienten que su memoria está fallando y, sin embargo, puede ser que la dificultad esté dada por problemas en la atención que luego se traducen a una mayor dificultad para memorizar datos o eventos: ¿cómo podemos recordar aquello a lo que no le hemos prestado atención? Cuando reflexionamos sobre la atención, entonces, se torna evidente que en nuestro día a día damos por sentado su importantísimo rol en permitirnos acceder al mundo que nos rodea.
Un ejemplo de esto es el caso de la heminegliencia, una condición que se da como resultado de una lesión en el cerebro generalmente en el lóbulo parietal derecho, y que lleva a que el paciente ignore la mitad izquierda del campo visual.
Pero años de investigación con estos pacientes han demostrado que ignoran mucho más que la mitad del espacio: dejan de prestar atención a todo tipo de estímulo que se encuentre en la mitad ignorada (por ejemplo, los hombres se afeitan la mitad de la cara); más aún, al recordar un lugar que les es familiar, sólo logran describir, e incluso representar, la mitad conservada de la imagen mental que generan de dicho recuerdo.
Es claro entonces que la atención es clave para cada una de nuestras acciones cotidianas y es una aliada inigualable de nuestras funciones mentales superiores.

10 trucos para agilizar el cerebro, Esclerosis Múltiple

10 trucos para agilizar el cerebro

Nuestro cerebro necesita estar “en forma”,es posible mejorar su función incluyendo algunos ajercicios que mejoran la agudeza mental
A continuación 10 trucos increíblemente fáciles para convertir tu cerebro en una poderosa máquina de pensar.
Existen dos principios básicos para mantener la agudeza y salud mental a medida que se envejece: la variedad y la curiosidad. Cuando todo lo que haces se convierte en una costumbre tediosa, es hora hacer un cambio.
Si puedes hacer el crucigrama hasta con los ojos cerrados, es hora de que cambies a un nuevo reto para poder sacarle mejor rendimiento a tu cerebro. La curiosidad sobre el mundo que te rodea, el cómo funciona y el cómo entenderlo, mantendrá a tu cerebro funcionando a más velocidad y de forma más eficiente. Usa las ideas expuestas bajo estas líneas para emprender tu búsqueda del buen estado mental.
1. Usa tu otra mano
 Pasa el día haciendo cosas con tu mano no dominante. Si eres zurdo abre las puertas con la mano derecha. Si eres diestro intenta usar las llaves con la mano izquierda. Esta sencilla tarea hará que tu cerebro establezca algunas conexiones nuevas y tenga que repensar la forma de realizar las tareas diarias. Ponte el reloj en la mano contraria para que recuerdes el reto del cambio de mano en las tareas.
2. Juegos mentales
Los juegos son una forma maravillosa de excitar y retar al cerebro. Los sudokus, crucigramas y juegos electrónicos tipo “brain training” son formas estupendas de mejorar la agilidad cerebral y la capacidad de memorizar. Estos juegos se basan en la lógica y en las capacidades verbales, matemáticas, etc. Además son divertidos. Se obtiene más beneficio practicando estos juegos un poquito cada día (15 minutos, más o menos) que haciéndolo durante horas.
3. Alimentar al cerebro
Tu cerebro necesita que comas grasas saludables. Céntrate en las grasas de pescado como las del salmón, frutos secos como las nueces, y aceites como el de linaza u oliva. Ingiere más esta clase de alimentos y reduce las grasas saturadas.
4. Ir por sitios diferentes
En coche, o a pie, busca nuevas rutas para llegar a donde quiera que vayas. Este pequeño cambio en la rutina ayuda al cerebro a practicar con la memoria espacial y las direcciones. Intenta cambiar de acera y altera el orden en que visitas tus tiendas preferidas para así cambiar la rutina.
5. Adquiere una nueva habilidad
Aprender una nueva habilidad pone a trabajar a múltiples áreas cerebrales. Tu memoria entrará en juego, aprenderás nuevos movimientos y asociarás las cosas de un modo diferente. Lee a Shakespeare, aprende a cocinar o a construir un avión con palillos, todo sirve para retar al cerebro y darte cosas nuevas en las que pensar.
6. Romper rutinas
Nos encantan las rutinas. Tenemos hobbies y pasatiempos que podemos hacer durante horas. Pero cuanto más nos habituamos a una tarea más se convierte en una naturaleza arraigada y menos trabaja nuestro cerebro al hacerla. Para ayudar de verdad a que tu cerebro se mantenga joven, rétalo. Cambia la ruta hacia el supermercado, usa tu mano contraria para abrir las puertas y cómete primero el postre. Todo esto forzará a tu cerebro a despertarse de sus hábitos y a prestar atención de nuevo.
7. Apréndete los números de teléfono
Nuestros modernos móviles memorizan todos los números que nos llaman. Nadie ha vuelto a esforzarse en recordar los números de teléfono, pero es una estupenda actividad para ejercitar la memoria. Apréndete un nuevo número de teléfono cada día.
8. Elegir un nuevo pasatiempo
Encuentra algo que te cautive, que puedas hacer fácilmente en casa y que no cueste demasiado dinero. Haz fotografías con una cámara digital, aprende a dibujar o a tocar un instrumento, practica nuevos estilos de cocina o escribe. Todas estas son buenas elecciones.
9. Leer libros distintos
Toma un libro que verse sobre un asunto que te sea completamente novedoso. Lee una novela que transcurra en el antiguo Egipto. Aprende algo de economía. Existen multitud de libros populares excelentes que tocan temas de no-ficción y que además de entretener cumplen el cometido de enseñar un montón de cosas sobre un tema concreto. Conviértete cada semana en un experto en algo nuevo.

Diversifica un poco tus lecturas, abandona los temas que te son familiares. Si normalmente lees libros de historia, pásate a una novela contemporánea. Lee a autores extranjeros, a los clásicos y elige otros al azar. Tu cerebro no solo se verá beneficiado por tener que trabajar imaginando otros períodos históricos, otras culturas y otras gentes, sino que además obtendrás historias interesantes que contarle a los demás, lo cual te hará pensar y establecer conexiones entre la vida moderna y las palabras.
10. Hacer listas
Las listas son maravillosas. Hacer listas nos ayuda a asociar unos datos con otros. Haz una lista de los lugares a los que has viajado. Haz una lista de todas las comidas sabrosas que has probado. Haz una lista con los mejores regalos que has recibido. Haz una lista mental diaria para ejercitar a la memoria y para conseguir nuevas conexiones cerebrales, pero no dependas demasiado de ellas, haz una lista con todo lo que necesitas comprar pero luego trata de no usarla en el supermercado. Usa la lista una vez que hayas metido todos los productos en la cesta simplemente para comprobar tu memoria. Haz lo mismo con tu agenda de quehaceres diarios.

Ejercicio y consumir aceite de pescado rejuvenecen, Esclerosis Múltiple

Ejercicio y consumir aceite de pescado rejuvenecen

A medida que las personas envejecen, se producen modificaciones en su estado de salud: se alteran las estructuras y se reducen las funciones de las células y los tejidos de todos los sistemas del organismo
Las adultas mayores pueden reforzar los músculos si combinan la rutina física diaria con suplementos de aceite de pescado.
En un pequeño ensayo clínico, los autores observaron cómo 45 mujeres saludables de 60 años recuperaron fuerza después de tres meses de entrenamiento muscular. Además quienes ingirieron aceite de pescado, aumentaron aún más su fuerza muscular.
El equipo del Dr. Luiz Claudio Fernandes, de la Universidad Federal de Paraná, en Brasil, coemnta que se necesita una muestra más grande y con otras combinaciones de ejercicios y períodos de uso de los suplementos, el estudio se publicó en American Journal of Clinical Nutrition.
El aceite de pescado, es rico en ácidos grasos omega 3, es conocido por sus efectos positivos sobre la salud cardíaca. Los suplementos pueden reducir los triglicéridos (un tipo de grasa en sangre) y el riesgo de desarrollar enfermedad coronaria, también hay pruebas de que el aceite de pescado mejora la función nerviosa y la contracción muscular. De modo que es razonable pensar que el aceite de pescado puede mejorar la respuesta muscular a los ejercicios de fuerza.
El equipo dividió en tres grupos a 45 adultas mayores. En uno, las participantes realizaron una rutina muscular tres veces por semana durante tres meses; los otros dos grupos hicieron lo mismo, pero uno tomó 2 gramos por día de aceite de pescado a partir del primer día del programa físico o dos meses antes de iniciar el programa.
La fuerza muscular mejoró en los tres grupos, según revelaron las pruebas de contracción muscular de las piernas, el cambio fue aún mayor en los otros dos grupos.
No obstante, sólo las mujeres que usaron aceite de pescado tuvieron cambios en la actividad nerviosa de los músculos, aunque se desconoce qué significa todo esto para el bienestar de las mujeres.
Las participantes realizaron cuatro test funcionales para determinar la fuerza, el equilibrio, la agilidad y la distancia que podían caminar en 6 minutos. Las usuarias del aceite de pescado tuvieron un rendimiento algo mejor en la prueba en que debían sentarse y pararse de una silla varias veces seguidas y lo más rápido posible.
Mientras que el aceite de pescado es un suplemento seguro en las dosis recomendadas, puede tener efectos adversos; el más común es el mal aliento, la acidez estomacal, las náuseas y la diarrea.
Las dosis más altas (3 gramos por día o más), según informan los Institutos Nacionales de Salud, interferirían con la coagulación sanguínea y elevarían el riesgo de hemorragias internas.
 Fuente: American Journal of Clinical Nutrition

Impulsos eléctricos leves mejoran la memoria, Esclerosis Múltiple

Impulsos eléctricos leves mejoran la memoria

La función de la corteza entorrinal es la de actuar como centro de relevo o redistribución de información desde y hacia el hipocampo.
Aplicar impulsos eléctricos en el cerebro de una persona justo antes de que aprenda una nueva tarea pareció fortalecer la memoria en un grupo de pacientes con epilepsia, según un estudio encabezado por el Dr. Itzhak Fried, profesor de neurocirugía de la Escuela de Medicina David Geffen de la Uiversidad de California en Los Angeles.
Dispositivos llamados estimuladores cerebrales se utilizan para calmar los temblores musculares en pacientes con la enfermedad de Parkinson y otros trastornos motrices, y están siendo probados para condiciones como la depresión resistente al tratamiento.
Los aparatos se implantan bajo la piel en el pecho, con cables que se dirigen hasta el cuello y se conectan con pequeños electrodos implantados profundamente en el cerebro, los cuales producen impulsos eléctricos.
El estudio fue realizado en siete pacientes epilépticos que esperaban cirugía y que tenían electrodos implantados en lo profundo de sus cerebros para ayudar a detectar la fuente de sus convulsiones.
El equipo aprovechó la oportunidad para observar cómo la estimulación cerebral afecta la memoria.
Los autores se focalizaron en un área del cerebro llamada corteza entorrinal, que ayuda a formar y almacenar los recuerdos. La corteza entorrinal es la puerta de oro a la unidad principal de la memoria en el cerebro,  comenta el Dr. Fried,  el estudio fue publicado en New England Journal of Medicine.
El Dr. Fried manifestó que las experiencias sensoriales que finalmente se vuelven recuerdos pasan a través de esta región antes de ser almacenadas en el hipocampo, el centro general de la memoria en el cerebro.
Para el estudio, los pacientes participaron en un videojuego en el que tenían que transportar a personas en taxis a diferentes comercios en una ciudad virtual. El equipo evaluó si la estimulación de la corteza entorrinal o del hipocampo mientras aprendían el camino alrededor de la ciudad mejoraba su memoria; cuando se estimuló el hipocampo, no hubo efecto, fue en realidad la estimulación en la corteza entorrinal donde se obtuvo un efecto benéfico en términos de memoria. Los hallazgos sugieren que estimular el cerebro justo cuando se están formando los recuerdos es clave.

Contaminación del aire ligada a pérdida de memoria, Esclerosis Múltiple

Contaminación del aire ligada a pérdida de memoria

La contaminación ambiental favorece el deterioro de la memoria y la presentación de un accidente vascular cerebral.
Vivir en una ciudad muy poblada o cerca de una vía con mucho tránsito, donde la calidad del aire es mala, puede generar mayor posibilidad de sufrir unaccidente cerebrovascular o pérdida de memoria, según indican dos estudios recientes.
Uno de los estudios revela mayor riesgo deaccidente cerebrovascular entre los residentes de la zona de Boston luego de algunos días en que la calidad del aire fue moderada, en lugar de buena, especialmente cuando la contaminación relacionada con el tránsito era alta.
La otra investigación, que observó a miles de mujeres, documentó un deterioro a largo plazo más acelerado en las habilidades de pensamiento y memoria en aquellas que vivían en áreas más contaminadas de EUA.
Uno de los puntos importantes es que cuando se rebasan los niveles que son considerados generalmente seguros por la EPA (Agencia de Protección Ambiental) de EUA, se reportan importantes efectos sobre la salud, comenta el Dr. Gregory Wellenius, de la Brown University en Providence, Rhode Island, quien es el autor líder del estudio.
El equipo del Dr. Wellenius revisó los registros médicos de 1.700 pacientes que ingresaron en el Centro Médico Beth Israel Deaconess en Boston con accidente cerebrovascular entre 1999 y el 2008.
A partir de datos de una estación local de control de la contaminación, el equipo halló que el riesgo de tener un accidente cerebrovascular era un 34%  mayor en las 24 horas posteriores a lecturas moderadas de contaminación según la EPA, comparado con los denominados días buenos.
Ese aumento del riesgo era mayor dentro de las 12 a 14 horas de exposición a la contaminación, y se vinculó con el dióxido de nitrógeno, un contaminante relacionado con el tránsito.
El Dr. Wellenius afirma que los vasos sanguíneos se dilatan y contraen como respuesta al ambiente exterior, en un intento por mantener la presión arterial constante. Pero la polución del aire afecta la capacidad del cuerpo de regular la presión, lo que podría generar un accidente cerebrovascular en personas en riesgo.
Ese efecto puede explicar por qué, luego de un período más largo, estar expuesto a la contaminación del aire puede estar asociado con un deterioro en el pensamiento y la memoria.
El flujo de sangre al cerebro es increíblemente importante para la función cognitiva.
En otro estudio, expertos dirigidos por la Dra. Jennifer Weuve del Centro Médico de la Rush University en Chicago analizaron una serie de test cognitivos realizados a unas 20.000 mujeres, la mayoría de entre 70 y 80 años, y también estimaron la contaminación del aire alrededor de sus casas mediante el sistema de monitoreo de la EPA.
Los investigadores hallaron que una mayor contaminación ambiental estaba relacionada con tasas más aceleradas de deterioro cognitivo. Para dos tamaños distintos de partículas de contaminación, la diferencia en la capacidad de pensamiento y memoria entre las mujeres con algunas de las exposiciones mayores y menores eran similares a uno o dos años de deterioro relacionado con la edad, informó el equipo, los resultados sobre la función cognitiva no deben preocupar a las mujeres pero sí generar más estudios sobre los efectos de la contaminación ambiental en el pensamiento y la memoria.

¿Es bueno hacer actividad física? Si duelen las rodillas, Esclerosis Múltiple

¿Es bueno hacer actividad física? Si duelen las rodillas

El dolor de rodilla generalmente es consecuencia de: sobrecarga, no hacer precalentamiento o enfriamiento, no realizar suficiente estiramiento
Desde hace mucho tiempo se analiza si el ejercicio es bueno o malo para las rodillas, un nuevo estudio realizado con casi 10.000 participantes concluyó que la actividad física beneficia a esta importante articulación
El trabajo realizado por el Colegio Americano de Medicina del Deporte encontró que el ejercicio tiene un efecto diferente en las distintas partes de la rodilla y que esto podría explicar los resultados contradictorios que muchas investigaciones encontraron. Diversos estudios examinaron el impacto de la actividad física en la rodilla como un todo, pero ninguno observó el efecto sobre las partes individuales. Y resulta que el ejercicio afecta de manera diferencial a cada parte de la rodilla, comenta la Dra. Flavia Cicuttini, profesora de Reumatología y Epidemiología del Depto. de Medicina Preventiva de la  Monash University, en Melbourne, Australia
Sus conclusiones, publicadas en la revista Medicine and Science in Sports and Exercise, se aplican de manera directa a las personas que sufren de osteoartritis, una enfermedad que causa la degeneración de los cartílagos de articulaciones como las rodillas, manos, caderas y columna. Como consecuencia de este daño, los huesos comienzan a friccionarse entre sí y esto genera síntomas como la inflamación, el dolor y la disminución del movimiento.
Los autores analizaron 28 investigaciones distintas, cómo el ejercicio físico influye en el desarrollo de la osteoartritis. En total, estos estudios abarcaron a 9.737 participantes de distintas partes del mundo.
La actividad física genera osteofitos, es decir protuberancias que surgen de los huesos, pero no afecta el espacio articular ni los cartílagos que se ubican en él. De hecho, el ejercicio mejoró la integridad de los cartílagos ya que mostraron un volumen mayor y un menor nivel de alteraciones estructurales.
Los hallazgos son significativos ya que sugieren que, en la ausencia de daños del cartílago, los osteofitos podrían ser una adaptación funcional al estímulo mecánico.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...