LECTOR DE TEXTO

BUSQUEDA

martes, 5 de julio de 2011

SEXO Y ESCLEROSIS MÚLTIPLE


Problemas relacionados con la sexualidad

Para las personas con EM, la sexualidad y los problemas sexuales tienen la misma importancia que para la población sana. Superar estas dificultades exige una relación de confianza extrema con la persona a la que se sincere, ya sea su cónyuge, pareja, médico, psicólogo o trabajador social. A muchas personas, sanas y enfermas, les resulta difícil hablar de sus problemas sexuales con otra persona. Se encierran en sí mismos y se deprimen, con lo que comienza un círculo vicioso.

Carga emocional y psicológica

En el caso de las personas con EM, es necesario considerar varias causas para los problemas sexuales: Por un lado, la carga emocional y psicológica de sufrir EM puede ser tan grande que el paciente sencillamente pierda todo el placer de la sexualidad y no sienta ninguna excitación ni deseo ante una demostración física de amor y ternura con su pareja. Por otro lado, también es posible que la propia enfermedad o los trastornos orgánicos causados por la EM conviertan la actividad sexual en un problema. Con frecuencia, ambos factores influyen. A algunos pacientes les preocupa la actividad sexual porque creen que supondrá un esfuerzo demasiado grande para su organismo y que la EM empeorará o que provocará un nuevo episodio o ataque de la enfermedad. Esta preocupación es absolutamente infundada. Es importante situar los problemas sexuales en el contexto global del paciente con EM y de su pareja, posiblemente, incluso de toda la familia, en lugar de abordarlos como un tema individual.

Problemas y tratamiento

A continuación encontrará algunos ejemplos de diferentes formas de disfunción sexual. Sin embargo, en cada paciente, el problema más importante puede variar por completo, por lo que se aconseja un asesoramiento individual.

Preguntas que deben contestarse

Los pacientes con EM deberían plantearse a sí mismos una serie de preguntas en el momento en el que se presenten problemas sexuales: ¿Ha cambiado la enfermedad mis sensaciones sexuales? ¿Ha perdido mi pareja interés en mí? ¿A qué tipo de prácticas sexuales podemos recurrir si el coito no es físicamente posible a causa de la falta de erección, de dolores o un aumento de la rigidez muscular en los muslos (espasmos de los adductores)? ¿Qué efectos tiene la medicación sobre mi sexualidad? ¿Qué tipo de anticonceptivo es más adecuado?

Problemas con la erección

En los pacientes varones, se pueden presentar dificultades o imposibilidad de erección por causa de un episodio reciente de la enfermedad, de la debilidad física general o por causas emocionales y psicológicas. El paciente y su pareja pueden hablar sobre diferentes tipos de estimulación, como la estimulación táctil individual y la estimulación de zonas erógenas. Los posibles motivos de la dificultad de erección se analizan individualmente y se determina si el problema es consecuencia de factores orgánicos o psicológicos. Es importante saber que, al atacar al sistema nervioso en general, la EM también puede repercutir en las reacciones sexuales del organismo. Existen varios tratamientos disponibles para los problemas de erección que actúan relajando los vasos sanguíneos del pene y de este modo producen la erección 1,2: El sildenafilo (Viagra®) se ha utilizado con buenos resultados en el tratamiento de la disfunción eréctil en estudios en pacientes con EM. Es un eficaz tratamiento oral que se toma aproximadamente una hora antes de la relación, permitiendo una erección plena y relaciones con penetración.El Vardenafilo (Levitra®)   se recomienda como terapia de primera línea para la DE por su eficacia y seguridad en la población general en base a las mejorías significativas en la función eréctil, en las tasas de penetración y consumación del coito con éxito, efecto que también influye en la autoestima y autoconfianza asi como en la satisfacción sexual de sus parejas . En pacientes de difícil manejo es efectivo independiente de la medicación concomitante inclusive aquellos con cuadros depresivos o con cuadros neurológicos por ejemplo por lesión medular traumática . Vardenafilo puede utilizarse junto a diferentes medicamentos para el tratamiento de patologías subyacentes , sin riesgo de que se produzcan interacciones farmacológicas adversas siempre y cuando se tengan en cuenta las instrucciones de uso en la ficha técnica vigente. Otros tratamientos farmacológicos deben inyectarse directamente en el pene utilizando una aguja particularmente fina. Este grupo incluye: El alprostadil, una hormona llamada prostaglandina E1 que también se puede inyectar en el pene. La papaverina, obtenida de la adormidera blanca, suele combinarse con fentolamina que actúa sobre los nervios que controlan el flujo de sangre en el pene. También se emplean algunos aparatos mecánicos, como las bombas de vacío y las prótesis que se pueden implantar. Los tratamientos con fármacos exigen un examen urológico completo y dosis individuales bajo control médico.

Problemas de eyaculación

Otros posibles problemas están relacionados con la eyaculación, que se puede retrasar o no ocurrir en absoluto. También hay casos raros de eyaculación retrógrada, que significa que el semen no sale por el pene, sino que retrocede hasta la vejiga. También se han registrado problemas de eyaculación por factores neurológicos y psicológicos, o ambos a la vez. Dejar de experimentar el orgasmo puede dar lugar a una pérdida de confianza en uno mismo. Sin embargo, si una relación se caracteriza por el afecto mutuo, la confianza y el amor, se pueden considerar otros tipos de prácticas sexuales para satisfacer la libido natural, como las relaciones orales (utilizando la boca) o la complacencia manual mutua.

Anticoncepción

El problema del control de la natalidad es igual en las personas con EM que en cualquier otra persona. Todos los métodos anticonceptivos normales, incluidos los anticonceptivos orales, son apropiados para los pacientes con EM. En lo que respecta a la píldora, los riesgos y efectos secundarios son los mismos que para las mujeres sanas, sobre todo en el caso de las fumadoras. El DIU (dispositivo intrauterino) es un anticonceptivo hormonal para las mujeres (por ejemplo, para las que acaban de ser madres) que desean un anticonceptivo a largo plazo reversible. Los diafragmas utilizados en combinación con geles espermicidas, aerosoles y supositorios vaginales o condones son otras alternativas. Lo importante es que la persona con EM aprenda a hablar abiertamente sobre estos problemas y que se busquen soluciones en cooperación con la pareja y, si fuera necesario, con la ayuda de profesionales de la salud.

Otros problemas

El aumento de tensión muscular (espasmo) en los muslos puede hacer que las relaciones sexuales sean dolorosas o, incluso, imposibles. Estos espasmos se pueden aliviar con medicación. Es importante programar la hora a la que se administra esta medicación para lograr los mejores efectos posibles. Para las mujeres, la disminución de la sensibilidad en la zona genital puede acarrear sequedad de la vagina. Existen varios preparados que ayudan a solucionar esta dificultad. Para los pacientes que sufren incontinencia, los trastornos sexuales pueden surgir debido al miedo a no controlar la micción o la evacuación intestinal durante el coito. Reducir el consumo de líquidos y vaciar la vejiga inmediatamente antes de tener actividades sexuales puede ser útil. La fatiga matutina en algunas personas con EM puede llevar a una falta de energía al final del día. Tener relaciones sexuales a otras horas puede solucionar este problema.

Bibliografía

1 Kappeler T. Medikamentöse Therapie der erektilen Dysfunktion. Pharma-kritik;18(8), 21. Jan.1997 Infomed/pharma-kritik/artikel. www.infomed.org/pharma-kritik/pk08a-96.html
2 Lammers PI, Rubio-Aurioles E et al. Combination therapy for erectile dysfunction: a randomized, double blind, unblinded active-controlled, cross-over study of the pharmacodynamics and safety of combined oral formulations of apomorphine hydrochloride, phentolamine mesylate and papaverine hydrochloride in men with moderate to severe erectile dysfunction. International Journal of Impotence Research 2002;14(1):54-59.
3 Sadovsky R, Miller T et al. Three-year update of Sildenafil citrate (Viagra®) Efficacy and Safety. International Journal of Clinical Practice 2001;55(2):115-128.
4 Stief C, Porst H, Saenz De Tejada I, Ulbrich E, Beneke M. Sustained efficacy and tolerability with vardenafil over 2 years of treatment in men with erectile dysfunction. Int J Clin Pract 2004;58:230–9.
5  Martin-Morales A, Meijide F, Garcia N, Artes M, Munoz A. Efficacy of vardenafil and influence on self-esteem and self-confidence in patients with severe erectile dysfunction. J Sex Med 2007;4:440–7.
6  Edwards D, Hackett G, Collins O, Curram J. Vardenafil improves sexual function and treatment satisfaction in couples affected by erectile dysfunction (ED): A randomized, double-blind, placebocontrolled trial in PDE5 inhibitor-naive men with ED and their partners. J Sex Med 2006;3:1028–36.
7  Rosen R, Shabsigh R, Berber M, Assalian P, Menza M, Rodriguez-Vela L, Porto R, Bangerter K, Seger M, Montorsi F. Efficacy and tolerability of vardenafil in men with mild depression and erectile dysfunction: The depression-related improvement with vardenafil for erectile response study. Am J Psychiatry 2006;163:79–87.
8  Giuliano F, Rubio-Aurioles E, Kennelly M, Montorsi F, Kim ED, Finkbeiner AE, Pommerville PJ, Colopy MW, Wilkins HJ, Wachs BH. Efficacy and safety of vardenafil in men with erectile dysfunction caused by spinal cord injury. Neurology 2006;66: 210–6.
9  Corona G, Razzoli E, Forti G, Maggi M. The use of phosphodiesterase 5 inhibitors with concomitant medications. J Endocrinol Invest 2008;31:799–808.
ARTICULO TOMADO DE 

Relaciones de pareja

¿Qué es la intimidad? ¿Es sexo, amor, honestidad, compromiso, aceptación? ¿Es vulnerabilidad, miedo al rechazo, dificultades sexuales, vergüenza? Para muchas personas con esclerosis múltiple (y en muchos casos en las personas sanas) la intimidad es todas estas cosas, las buenas y las malas.
La conversación sobre los problemas y el desarrollar soluciones puede profundizar el sentimiento de intimidad que tenía la pareja. Pero la esclerosis múltiple también puede crear barreras. Muchas personas no hablan fácilmente sobre la sexualidad.
La intimidad y la sexualidad son dos componentes importantes de una vida sana y feliz. La sexualidad no tiene que desaparecer cuando un compañero tiene EM. A menudo el problema más importante es la incapacidad de hablar de sexo y de intimidad y la búsqueda de ayuda. Hablar de sexo sigue siendo, en muchas ocasiones, un tema tabú en nuestra sociedad.
La conversación es el camino principal que seguimos para sentirnos próximos a otra persona; compartimos nuestras biografías, nuestros objetivos, temores y sueños; sin embargo, muchas personas se sienten mal hablando de sexo con su compañero.
Evitar la conversación puede conducir a evitar el sexo. Cambios sensoriales pueden hacer doloroso o incómodo lo que antes era placentero. Es importante averiguar lo que su compañero quiere y dejar que él o ella sepan lo que quiere usted.
Confiar en su compañero profundiza en la intimidad y puede ser un buen camino para solucionar los problemas. Por ejemplo, un motivo de ansiedad en personas afectadas de EM es el miedo o vergüenza por tener un accidente intestinal o una pérdida de orina. Abandonando la actividad sexual no se soluciona el problema. La discusión del problema reducirá la ansiedad y aumentará el cariño entre los compañeros. La comunicación abierta con profesionales de asistencia médica puede darnos buenas soluciones. La vejiga y los problemas intestinales, por lo general, pueden ser bien manejados mediante medicación y el establecimiento de una dieta adecuada. Con una buena comunicación, la pérdida de un poco de orina no destruirá una provechosa vida sexual; la ocultación del problema y la preocupación asociada sí.
La persona afectada de EM no es la única que tiene que hablar sobre sentimientos sexuales y su preocupación. La vida del compañero sano también se ve afectada por la enfermedad; comunicar sus sentimientos puede ayudar a evitar sentimientos de culpa, pena y resentimiento.
Los problemas cognitivos pueden afectar también la vida íntima de estas personas. Las personas que han desarrollado problemas con la memoria y concentración pueden hacer que la vida sexual se vaya a la deriva y resultar desalentador para su compañero. La persona sana puede ser más consciente de los síntomas que la persona afectada.
Los médicos no siempre incluyen una evaluación sexual del paciente en el programa de tratamiento y no ser conscientes de todos los recursos disponibles. Si tiene síntomas que obstaculizan su vida sexual, diríjase a su médico. Muchos problemas pueden ser manejados médicamente, pero su doctor no puede reducir al mínimo los efectos de la EM sobre su vida sexual a no ser que usted se lo pregunte.
No hay ningún lugar específico para la respuesta sexual en el sistema nervioso del ser humano. Los nervios que orquestan la respuesta sexual se extienden en todas partes del cerebro y la médula espinal. Esta amplia diseminación implica que hay muchos caminos donde las lesiones producidas por la EM pueden interrumpir mensajes nerviosos para la puesta en marcha de sentimientos o actividades sexuales. Pero esto también quiere decir que el sistema nervioso puede compensar esta carencia usando otros senderos cuando el sendero habitual se encuentra bloqueado.
Los psicólogos y otros profesionales de salud mental pueden aclarar sobre cuestiones íntimas. El asesoramiento puede ayudar a mejorar comportamientos y actitudes.

Trastornos que pueden padecer las mujeres:

Pérdida de la líbido (deseo sexual)
No hay ningún tratamiento médico eficaz para tratar la pérdida de la líbido en las mujeres. A veces el deseo vuelve. En otras ocasiones la pérdida o disminución pueden ser permanentes. La líbido en las mujeres se ve amenazada por muchos frentes: desmielinización, la fatiga, la ansiedad o la depresión pueden ser el motivo de la pérdida del deseo sexual.
Sin embargo, la pérdida de deseo sexual no hace imposible una vida sexual satisfactoria. El deseo no es una condición previa necesaria. Las mujeres pueden experimentar placer sexual aun en ausencia de una poderosa líbido.
En la ficción, el deseo siempre es provocado en ambos compañeros inmediatamente. En la vida real un compañero provoca deseo sexual en el otro por burlas, juegos, coquetería y estimulación sexual. Muchas parejas descubren que la pérdida de la libido solamente quiere decir más coquetería y estimulación sexual.
Cambios sensoriales
El entumecimiento a veces se da en el área vaginal, pudiendo hacer la cópula incómoda e interferir con el orgasmo. Las medicaciones como fenitoina o carbamazepina pueden mejorar la alteración sensorial
La estimulación creciente del área genital puede ayudar a vencer el entumecimiento. En algunos casos, la estimulación oral o manual del clítoris será suficiente para conseguir el orgasmo. Si esto no es suficiente, vibradores y otros artilugios sexuales pueden proporcionar mayor estimulación.
Disminución del lubricado vaginal
La disminución del lubricado vaginal hace incómoda la cópula y puede provocar irritación. Una solución sencilla son los lubricantes solubles en agua. Hay muchas marcas disponibles en las farmacias. Evite lubricantes tipo vaselina porque puede causar infecciones.
Reforzar los músculos vaginales puede realzar la respuesta sexual.
Para localizar estos músculos, intente interrumpir el flujo de orina cuando está orinando; una vez localizado el músculo, puede ser contraído independientemente de la micción. Contráigalo dos docenas de veces al día.

Trastornos que pueden padecer los hombres:

Los problemas más comúnmente experimentados por los hombres son la dificultad o imposibilidad de conseguir o mantener una erección, disminución de la sensibilidad genital, la eyaculación precoz y la dificultad o imposibilidad de eyacular.
En algunos casos es difícil localizar la causa del problema. La desmielinización puede ser directamente el problema que afecta la función eréctil. Los medicamentos también pueden ser los causantes. La tensión y la ansiedad de padecer la enfermedad es otro factor a tener en cuenta. Su médico intentará clarificar la fuente del problema para escoger la mejor solución posible.
El miedo a no tener una erección puede ser tan aplastante que hace que algunos hombres pierdan el interés completamente por el sexo. Esta ansiedad puede ser la fuente exclusiva del problema.
Hay medicamentos que pueden ayudar:
Viagra y medicamentos tópicos son utilizados para tratar problemas de erección. Diríjase a su médico sobre ellos y pida actualizaciones regulares sobre medicaciones nuevas.
La píldora Viagra (sildenafilo), aumentando la concentración de sangre en los cuerpos cavernosos del pene, se muestra eficaz en el 50% de los pacientes con EM. Antes de consumir Viagra hay que tomar precauciones por posibles interacciones medicamentosas, particularmente en aquellas personas con afectación cardiaca y que estén toman compuestos de nitrato.
Otras opciones incluyen la auto inyección de Alprostadil (Caverject, Sugiran) en el tejido esponjoso del pene. Es una inyección relativamente indolora que produce la erección.
Existen una serie de aparatos que ayudan a producir la erección (Bomba o tubo de vacío, etc.).
Disminución de la sensibilidad genital
Los cambios sensoriales en el área genital pueden perjudicar o interferir el placer sexual. La estimulación oral o manual puede proporcionar un placer extra necesario para la erección y el orgasmo. La Viagra también puede aumentar la sensibilidad.
Problemas de eyaculación
Se puede dar tanto ausencia de eyaculación como que esta sea precoz. La afectación nerviosa puede estar relacionada con la imposibilidad de eyacular pero también sobre el control de la eyaculación, aunque también puede ser debido a la ansiedad.
Orgasmo
Muchas personas tienden a pensar en el orgasmo como el objetivo último del acto sexual. Hay que plantearse si esto es real. En ocasiones el orgasmo es imposible; la pérdida temporal o permanente de orgasmos no elimina la necesidad de intimidad y sexualidad. La intimidad física provoca una intimidad emocional que afecta profundamente al bienestar físico y emocional de la persona.
Hacer el amor no significa necesariamente realizar la cópula. Copular no es el único modo de experimentar placer sexual. Las caricias no hay que considerarlas estrictamente como un mero preludio al "sexo verdadero", sino que constituyen por sí mismas autentico placer sexual.
Las personas que consideran que las relaciones sexuales tienen que culminar necesariamente en el orgasmo va a encontrar menos satisfacción que quien esta dispuesto a explorar y experimentar con actividades sexuales diferentes. Esta es una realidad general no exclusiva de las personas afectadas de esclerosis múltiple.
Los hombres y mujeres afectadas de esclerosis múltiple pueden querer redefinir la sexualidad entre ellos; puede suponer la puesta en marcha de nuevas formas de proporcionar calor: abrazos, caricias, masajes. Unos pueden explorar actividades sexuales que requieran menos actividad.
En cuanto a la auto estimulación, algunos grupos religiosos la consideran inaceptable. La mayor parte de los expertos sexuales dicen que las actividades sexuales en solitario ayuda a la gente a redefinir su sexualidad, pero es una cuestión muy personal.

Tratamientos

El dolor puede ser controlado con medicación.
La espasticidad puede ser reducida con medicación, compresas frías y ejercicios de estiramiento.
Los efectos secundarios de la medicación puede ser reducida al mínimo tomándolos en momentos del día diferente. Consulte con su médico la posibilidad de cambiar la medicación por otra con menos efectos secundarios a nivel de afectación sexual.
La fatiga puede ser aliviada procurando ahorrar energía y en algunos casos con medicación.
La vida con una enfermedad crónica hace a la gente muy consciente de sus cuerpos y cómo reaccionan de una manera diferente a como lo hacía antes de la enfermedad. Estar en paz con esta nueva situación requiere tiempo.
La exploración ayudará a identificar las áreas de cambio, el entumecimiento y las posturas más cómodas. Los ejercicios incluyen a ambos compañeros.
Sentirse atractivo es muy importante en las relaciones íntimas. Realizar una alimentación sana, relajación y ejercicios agradables ayudarán.
Analice qué pensamientos interfieren o suprimen su sexualidad. El autocontrol es una parte importante para mantener una vida sexual activa, especialmente si la EM ha disminuido el deseo.
Encuentre maneras de transformar lo cotidiano en romántico, donde prospera la intimidad.
La intimidad física provoca una intimidad emocional que afecta profundamente al bienestar físico y emocional de la persona.
ARTICULO TOMADO DE

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...